MENUMENU

MERIAM SELLAMI

Todo sobre el captcha: naturaleza, objetivo, funcionamiento

Muchas actividades profesionales necesitan una página web para ganar visibilidad frente a sus clientes, pero es importante configurarla adecuadamente e incluir los recursos necesarios. Por eso, si piensas crear tu vitrina en Internet por tu cuenta (descubre un software para crear páginas web que no te decepcionará), ten en cuenta que los spammers inundan la web. Tal vez te interese recurrir a un captcha. Sigue leyendo y te lo explicamos todo…

¿Qué es un captcha?

Si estás acostumbrado a navegar en Internet, seguro que ya te has encontrado con más de un captcha. Efectivamente se trata de una prueba completamente automática para verificar que quien realiza la acción es una persona física y no una máquina.

Aunque parezca mentira, muchos robots navegan por la web e intentan abusar de los sistemas de comentarios y de los formularios de contacto para hacer spam (aquí puedes obtener una solución antispam fiable). El captcha sirve para proteger una web contra estos actos malintencionados.

¿Qué captcha utilizo para proteger mi sitio web?

Para proteger tu espacio en Internet, probablemente te surjan dudas entre las diferentes formas de captcha que encontrarás a tu disposición:

* El captcha tradicional. Es como un texto deformado que el usuario debe copiar en el espacio indicado para ello.

* El captcha-imagen. Generalmente compuesto por 9 imágenes y una lista de palabras relacionadas. El usuario debe hacer clic sobre las imágenes que representan las palabras siguiendo el orden correcto.

* El reCaptcha. Es la forma más básica de captcha, pues el usuario simplemente tiene que marcar una casilla para demostrar que no es una máquina.

De momento, todos los captchas han demostrado su fiabilidad y en realidad no hay uno que sea mejor que los otros. Eso sí, seguro que cuando mejore la Inteligencia Artificial, algunos captchas dejarán de cumplir con su función.

¿Dónde colocar los captchas en una web?

Si los captchas pretenden proteger un sitio web — especialmente contra el spam — hay que pensar bien dónde se colocan, pues pueden entorpecer la experiencia del usuario.

Por eso, solo debes colocarlos en «zonas» estratégicas. En otras palabras: un captcha tiene sentido en una página que acepte comentarios, en un artículo de un blog o en formularios de contacto.

Si es posible registrarse en tu página web, también es recomendable añadir un captcha en la página que permita la inscripción o la conexión a tu sitio.

COMPARTIR ESTE ARTÍCULO